FANDOM



Antecedentes Editar

Los primeros pueblos en habitar las llanuras verdes de lo que hoy es el Imperio de Zard eran los que actualmente componen el orgulloso reino de Enderfort. Con la llegada de los hombres del mar, toda esta fértil tierra es ahora la parte esencial del Imperio de Zard, la capital se erige en el lugar donde el Salvador recibió las Órdenes de Teus, las cuales fueron posteriormente grabadas en mármol y son hoy el centro de la ciudad, en ellas se puede leer:

Vayan hijos míos, lleven el orden donde el caos reine, impongan la pureza allá donde la corrupción gobierne e iluminen las sombras con mi voluntad y pasión. Recuerden: se arrodillarán los impíos redimidos y, de no hacerlo, su deber será doblarles las rodillas, pues su cuerpo ya habrá sido poseído por el mal que deben eliminar, solo la muerte y el fuego salvarán sus espíritus"
Bajo estos principios fue que la ciudad santa se fundó y con ello el poderío imperial. Rápidamente comenzó una guerra santa por controlar todo Zanadhul y el Salvador solo conoció victorias, ya que nunca fue derrotado en el campo de batalla. Con la muerte del Salvador, Petro Zard el Santo, fundó un reino en honor a Teus y su hijo, y comenzó la rápida expansión zardiana; es así que al empezar el año 3 D.R (Después de Roudas) se habla del comienzo del imperio de Zard.



Historia Editar

Primera expansión Editar

El naciente estado zardiano comenzó su expansión llevando la “pacificación del brazo del Oeste”, anexándose todos los reinos salvo Enderfort y Bul-Ku. Instaurado el imperio, tarea que le llevó 5 años, comenzó los preparativos de atacar a su antiguo amigo y aliado, Roudas Ri’ote y su primera tarea fue colonizar la isla de Flaria.

Ya colonizada dicha isla, comenzó la llamada guerra del Beso, en donde los antiguos generales del salvador combatieron e hicieron chocar sus enormes ejércitos. Según cuenta la leyenda, la guerra duró diez años y fue sumamente sanguinaria, la población humana en Zanadhul se redujo alrededor de la mitad, pues la totalidad de los reinos humanos lucharon hasta la última gota de sangre.

Es más, se dice que hubo tantas batallas en Garacad que los suelos se secaron de tanta guerra allí librada. Sea verdad o no, según los cronistas zardianos, el mismo Petro Zard el Santo comandó sus ejércitos hasta la capital garaquience y allí venció en un combate singular épico y visualmente espectacular contra el traidor de Teus, dicen que el poder mostrado por ambos contendientes fue tan grande que las nubes se asustaron y huyeron de Garacad para siempre, aunque otros dicen que Teus castigó la tierra del traidor con sequias eternas.

Derrotado al traidor, Petro Zard se dispuso a volver a la ciudad imperial, sin embargo durante el viaje murió sin volver a pisar el Brazo del Oeste. Se dicen muchas cosas, acerca de la muerte del heredo del salvador; los cronistas zardianos suponen que el combate contra Roudas lo debilitó de tal forma que no pudo aguantar un mes más de vida, otros que las heridas sufridas hicieron sangrar su alma hasta que finalmente pereció. Los más fatalistas dicen que Roudas enveneno sus armas o que Zard, a pesar de su poder, todavía era humano y enfermó en el viaje. Los cronistas relatan con tristeza este hecho, pues hablan de que Petro Zard no encontró la muerte en una lucha, como a él le hubiese gustado.

Segunda expansión Editar

Con la muerte del primer emperador, el naciente imperio entró en caos. Las provincias comenzaron a sublevarse (Astama, Lucero, Nif, Las islas exteriores, Flaria, Garacad y algunas ciudades) y rápidamente lo que durante 15 años fue símbolo de orden y belleza quedó destrozado. No fue hasta la llegada de Augustus Zard el Conquistador que el imperio no recuperaría su antiguo esplendor y es que Augustus logró unificar nuevamente todo el brazo del Oeste (salvo las regiones más allá del mar y Enderfort).

Durante este período comenzó la llamada segunda era (la primera es la era de los encuentros) la cual se caracterizó por la construcción de ciudades y la formación de las identidades nacionales. Se invirtió en las urbes zardianas y provinciales, se estableció el credo del salvador y se intentó invadir la Isla Honna sin existo, siendo una de las eras más largas y prosperas de la historia de Zanadhul.

Tarbuino Zard el Soberbio, fue el último emperador durante esta era, y aquí nuevamente comenzaron las independencias de algunas provincias pero la anarquía no logró socavar la institución imperial dentro de las fronteras de la provincia de Zard, núcleo del poder imperial. Por lo que el linaje de Zard se mantuvo durante estos años de anarquía.

Tercera expansión. Editar

El emperador que recuperó el poder en Zard fue Justinio Zard el Poderoso, quien con su conquista de Astama y la anexión pacifica de Lucero dio punto de partida a la tercera era. Esta, sin dudas, ha sido la era más corta pues solo 4 emperadores gobernaron en esta pero por muchos años cada uno; tanto es así que suele llamarse la era de los emperadores longevos y es que cada uno vivió aproximadamente 70 años.

Durante esta era, Zard volvió a tener una prosperidad económica, se introdujo la moneda zardiana (el Litem) por todo el brazo del Oeste y se inauguró la Universidad de la Ciudad Santa, donde se enseñan teología, matemáticas, arquitectura, leyes y astronomía. También se introdujo un sistema de ley único para todo el imperio, llamado derecho imperial.

Esta corta pero importante era acabó gracias a un ambicioso emperador: Sulinio Zard el Ambicioso. Este emperador emprendió la empresa para conquistar Enderfort, pero pereció durante la guerra promoviendo un periodo de inestabilidad política y dejando un heredero conocido como Raimund el Inepto, quien gobernó durante todo el tercer periodo de anarquía y que fue tan ineficaz que los cronistas no le colocan el apellido de Zard; sin embargo llegó a gobernar alrededor de cinco décadas hasta que fue asesinado. Tal es el odio a Raimund, que la sangre que brotó de su cuerpo no fue azul, o eso dicen.

Zard en la Actualidad Editar

Con la muerte de Raimund el Inepto, asumió su hijo de 2 años: Thalios Zard, por lo que la regencia recayó en su madre: Fulvia Maris la Lujuriosa. Su regencia estuvo marcada por el gasto excesivo en placeres mundanos y la poca preocupación de los asuntos imperiales, tanto es así que durante la invasión zardiana de lucero prefirió gastar dinero en vinos para las fiestas en vez de para enviar comida a la tropa, generando un gran descontento; también, mandó a acuñar una nueva moneda: el litem de electro, donde sale su rostro.

Durante una fiesta Fulvia fue asesinada en extrañas circunstancias, provocando conmoción en los altos círculos zardianos. Thalios Zard, con 14 años, se reusó a la existencia de otra regente y comenzó a ordenar el imperio que en tan mal estado se encontraba. En 5 años, el joven emperador ha tenido que enfrentar dos guerras abiertas y una sublevación en Lucero; logrando poner fin a al menos a una de ellas, pues terminó con el asedio de Enderfort a poco menos de un año de su mandato y terminando con una guerra que estaba por cumplir 100 años.

Al terminar la guerra con Enderfort tuvo que combatir a los astamiences al norte y la sublevación lucerana, esta última ha sido la que ha puesto más atención pues durante el último tiempo se ha producido una gran ofensiva que rápidamente a diezmado las tropas sublevadas. Con la ascensión de este nuevo emperador se ha comenzado a hablar del comienzo de la cuarta era, en especial por los acontecimientos sucedidos en otras partes de Zanadhul (Guerra civil garaquience, descubrimiento del nuevo mundo y la llamada paz bárbara)

Zard desencadeno Editar

No existen grandes diferencias con el unificado, salvo que en las tierras de Zard solo habitan humanos, pues además de perseguir fuertemente a los usuarios mágicos buscan y persiguen a los de otras razas. Sin embargo, al ser un país esclavista, algunos nobles tienen humanoides no humanos como esclavos (elfos de sirvientes, enanos de mineros, medianos de agricultores y orcos de gladiadores, por dar unos ejemplos).